Lección de sociología por H. G. Wells

8 Posted by - enero 17, 2017 - Autores, Empieza a leer

En los párrafos que siguen, pertenecientes a su novela Tono-Bungay —publicada por primera vez en 1909—, H. G. Wells hace un clarividente análisis del ascenso de la nueva clase dominante en Inglaterra, la burguesía, y de su identificación como grupo social a través del consumo, toda una lección de sociología:

HG Wells joven HG Wells mayor

«Así fue como reconocimos nuestras nuevas necesidades como nuevos invasores de los niveles superiores del sistema social, y nos asentamos a conciencia en la adquisición de Estilo y Savoir Faire. Nos convertimos en parte de lo que hoy en día es un elemento importante en la confusión de nuestro mundo, esa multitud de personas económicamente ascendentes que están aprendiendo cómo gastar el dinero. Una multitud formada por financieros, los propietarios de los negocios que se están comiendo a sus competidores, inventores de nuevas fuentes de riqueza como nosotros mismos;  incluye a casi todos los americanos que uno ve en la escena europea. Es una variada multitud que tan solo tiene esto en común: todos están avanzando, y particularmente sus mujeres están avanzando, desde unas condiciones en las cuales los medios eran insistentemente finitos, las cosas, pocas y las costumbres, sencillas, hacia un consumo ilimitado y la esfera de atracción de Bond Street, la Quinta Avenida y París. Su efecto general es de progresiva revelación, de ilimitada seguridad.

 02 Londres 1909 03 Londres 190901 Londres 1909

»De repente descubren complacencias que su código moral jamás había imaginado y para las cuales no están preparados, elaboraciones, ornamentos, posesiones más allá de sus más locos sueños. Con un inmenso y atónito placer empiezan a comprar, inician una sistemática adaptación a una nueva vida atestada y brillante con cosas adquiridas, con joyas, doncellas, mayordomos, cocheros, berlinas eléctricas, casas alquiladas en la ciudad y en el campo. Se lanzan a ello como uno se lanzaría a una carrera; como clase, hablan, piensan y sueñan posesiones. Su literatura, su prensa, gira en torno a eso; enormes semanarios ilustrados de no superada magnificencia les guían en la arquitectura doméstica, en el arte de cuidar un jardín, en el logro de la suntuosidad en automóviles, en un elaborado equipo deportivo, en la compra y control de sus propiedades, en viajes y magníficos hoteles. Una vez empiezan a avanzar van más y más lejos y más y más aprisa. La adquisición se convierte en la sustancia de sus vidas. Descubren un mundo organizado para complacer esa pasión. En un breve año más o menos, se convierten en expertos. Se unen a la expoliación del siglo XVIII, compran viejos libros raros, espléndidas viejas pinturas, buenos muebles viejos. Su primera burda concepción de deslumbrantes suites nuevas y perfectas es reemplazada por una costosa y discrepante acumulación de cosas viejas…»

http://www.megustaleer.com/libro/tono-bungay/ES0120121