0 COMMENTS

En el nombre de Homero

Las obras que dan origen a la cultura occidental son la Biblia y la dupla fantástica llamada Ilíada y Odisea. La primera obra es atribuida a Dios, las otras dos a Homero. Los presuntos autores comparten inmortalidad y naturaleza escurridiza. El primero es invisible (hasta Moisés debe apartar su mirada de la zarza ardiente), el segundo ciego.

Homero, una celebridad en el mundo clásico, ya era remoto para sus primeros lectores. El enigma de su existencia ya les interrogaba. Cuentan que cuando el emperador Adriano se encontraba de viaje por Grecia se detuvo ante el famoso oráculo de la isla de Delfos para preguntarle: ¿Dónde nació Homero y quienes fueron sus padres?

Presunta máscara de Agamenón.

Presunta máscara de Agamenón.

La leyenda del nombre de Homero cuenta que nació en Quíos, Esmirna, Rodas y Salamina… Que el poeta son dos poetas. Que la épica nació de su cabeza como Atenea nació de la cabeza de Zeus.

Hoy en día el Oráculo sigue sin contestar definitivamente. Mientras un ejército de filólogos sigue excabando sus textos en busca de certidumbres y los arquéologos siguen releyendo  fragmentos rotos de cerámica tratando de estrechar el cerco. Exacavaciones arqueológicas e interpretaciones filológicas siguen forzando la pregunta sin hallar la respuesta definitiva.

La Ilíada

La Ilíada

 

Lo que sabemos de veras es que el primer poeta de la historia no es el primero. Homero recibe la memoria colectiva de multitud de aedos anteriores. La literatura escrita se origina en él y, ya que sobre sus espaldas reposan toda futura la literatura occidental y parte de la oriental, tal vez la concluya. Sus descripciones de la costa turca son especialmente fieles, la cual cosa hace suponer su origen oriental, así el mayor poeta de occidente sería de oriente.

En fin, los versos de Homero trasforman la Historia: los últimos descubrimientos de la moderna arqueología siguen las descripciones del poeta y encuentran lo narrado. La Literatura de Homero añade realidad a la realidad.

 

Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *